Declaración Pública: La Comunidad de Historia Mapuche denuncia y repudia la nueva ofensiva represiva del Estado chileno y del Gobierno…

La Comunidad de Historia Mapuche denuncia y repudia la nueva ofensiva represiva del Estado chileno y del Gobierno de Gabriel Boric, a través de sus instituciones policiales, quienes han dado continuidad y perfeccionado la criminalización de la lucha social Mapuche vinculándola a cuestiones delictuales, con el objeto de desvirtuar los legítimos procesos de recuperación territorial.
Ayer 3 de mayo del presente año, la lamgen Jakelin Curaqueo Mariano, presidenta de nuestra organización y vocera de las recuperaciones territoriales de Boroa, Forrowe Wallontumapu, fue objeto de un acto de intimidación, acoso, y acusación por parte de un contingente del O.S.7 de Carabineros de Chile. Estos se presentaron en su Lof, situado en Nueva Imperial, sin orden judicial y exigiendo ingresar al domicilio, amparándose en una denuncia anónima por una supuesta plantación de marihuana.
Este contingente se presenta aproximadamente a mediodía. Estando compuesto por dos Carabineros con uniforme y vehículo institucional, y 8 efectivos de civil, en vehículos sin identificación institucional, donde tan sólo uno de éstos portaba un chaleco distintivo del O.S.7. Ninguno de estos portaba placa de identificación. Luego de desplegar su acción intimidatoria proceden a colocarse sus chalecos antibalas. En todo momento nuestra Presidenta se encontraba sola en su domicilio. Ante la insistencia y amenazas, nuestra lamgen no opuso resistencia y permitió el acceso a un invernadero de su propiedad que se señalaba como espacio en que se encontraría la supuesta plantación. Así como también invitó a acceder al interior de su casa (de lo cual hay evidencia). No obstante, pese a su colaboración, y en un acto de intimidación, le señalan que si no colabora con el procedimiento, la amenazan de atenerse a las consecuencias de ello y la intimidan diciéndole que “podemos volver a venir”.
El O.S.7 de Carabineros tiene como función el combate al tráfico de drogas y a las organizaciones criminales asociadas a ésta. Los espacios de recuperación territorial Mapuche están alejados de estas prácticas. Por lo que llamamos al actual Gobierno y a carabineros a no enlodar las legítimas acciones de recuperación de derechos de nuestro pueblo y a evitar el uso político de la acción policial. Exigimos que se enfoquen en su misión y que respondan al clamor ciudadano por terminar con este flagelo que está dañando a generaciones y barrios completos del país, y cuya acumulación, sobre la base del lavado de dinero, se ufana de total impunidad. Como Comunidad de Historia Mapuche, manifestamos un rechazo rotundo a la presencia de prácticas mafiosas ligadas a las drogas en nuestras comunidades y territorios.
Afirmamos la inocencia absoluta de nuestra lamgen Jakeline Curaqueo Mariano respecto a la denuncia que fue objeto, y damos fe de su compromiso digno por nuestras justas causas. Resulta paradógico que en un Gobierno que se autodenomina feminista, una mujer mapuche que se encuentra sola en su domicilio, en reposo médico, sea objeto de un acto de violencia estatal patriarcal. Intimidada por un grupo de policías que la supera en número, quiénes además le indican que llevan un mes haciéndole seguimiento. En este tipo de acciones violentas existen responsabilidades directas que no solo involucran a los funcionarios policiales, sino a sus altos mandos, al Ministerio del Interior del cual depende Carabineros y al propio Gobierno auto-declarado feminista.
A los hechos descritos se suma que en días previos nuestra Presidenta fue objeto del robo de computadores desde su domicilio. Igualmente, parte del mobiliario de la recuperación de Boroa y de otros espacios del territorio también han sufrido robos. A pesar de la denuncia, hasta el día de hoy carabineros no se ha hecho presente en los espacios afectados por estos delitos.
Por ello, nos solidarizamos con el Territorio de Boroa y con su proceso de recuperación territorial. Como organización, no nos dejaremos amedrentar. No permitiremos que ninguno de los nuestros y nuestras sea objeto de operaciones políticas de violencia estatal. Y denunciaremos la economía de guerra, que en base a la militarización, y criminalización de la lucha social mapuche pretende imponer la impunidad en torno a la violación permanente de nuestros derechos fundamentales.
 
Wallmapu. Temuco. Mayo, 2023

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + catorce =

Share This